Cake pops de San Valentín (II)

Como ya os dije el otro día me faltaba por enseñaros uno de los diseños que he elaborado para San Valentín, en este caso en forma de cake pop, y unas fotos de todos ellos ya empaquetados. Así que, ¡aquí van las fotos!

cakeval21

Estaba claro, que siendo San Valentín ¡no podían faltar las rosas!

Sigue leyendo

Galletas y cupcakes de bienvenida

¡Hola a todos!

Las fotos de hoy son de unas galletas y unos cupcakes que hice para el nacimiento de una niña. El encargo me lo hizo un chico gallego, que cómo no podía venir a conocer a la niña en persona, decidió mandarles un regalito a ella y a los papis, por lo que este paquete lo entregué yo misma en persona en el hospital.

¡No me enrollo más y os enseño las fotos!

(Pulsa en “read the rest of this entry” para ver más fotos)

Los cupcakes eran de fresa, rellenos de mermelada de fresa.

Los sonajeros con su lazo.

Los chupetes.

Los biberones, unos más llenos que otros.

Los piececitos con corazones.

Y la galleta insignia, con el nombre de la recién nacida y la fecha de nacimiento.

Y aquí está todo en la bandejita, preparado para envolver y entregar.

Espero que os haya gustado aunque las fotos sean lo peor, se me hizo de noche y las tuve que hacer con el móvil, así que tampoco podía esperar mucho más.

¡¡Un saludo a todos!! Y recordad…

…el límite lo pone la imaginación…

Estrella de la Muerte

Hola a todos!

Hoy quiero enseñaros una tarta casi recién salida del horno: entregada hoy mismo.

Laura se puso en contacto conmigo para encargarme una tarta para un cumpleaños. En principio ella tenía tres temas en mente, pero finalmente se decidió por Star Wars.

Reconozco que fue idea mía hacer la “Estrella de la Muerte”, pero también tengo que decir que cuando lo dije, pensaba que era otra nave de Star Wars…. Sí, no he visto las pelis, podéis pensar de mí lo que queráis.

Para hacer esta tarta no encontré ninguna foto real que me gustara, por lo que me inspiré en una tarta de Cakelava para hacerla.

La tarta era de bizcocho de yogur rellena de lemon curd y buttercream de limón, lo más ácido posible, ya que al cumpleañero no le gusta el dulce.

Espero que os haya gustado esta tarta, porque aunque he trabajado muchísimo para hacerla yo he quedado muy satisfecha con el resultado, y por lo que he visto, ¡Laura también! ^^

Espero que al cumpleañero le haya gustado su tarta y que la hayan disfrutado.

Si vosotros también queréis una tarta especial para cualquier ocasión (bodas, bautizos, cumpleaños, aniversarios, despedidas de solter@,…) o unos cupcakes, no dudéis en poneros en contacto conmigo y pedir lo que se os ocurra. Ya sabéis! ;)

… el límite lo pone la imaginación …

¡¡Tartas de regalo!!

Hola a todos!!

Hoy os traigo un par de tartas, sí sí, habéis leído bien, dos tartas. ¿Por qué dos? ¡Porque son de la misma temática!

¡Son tartas regalo! :D

Para la primera tarta me especificaron los colores: tenía que llevar fucsia, turquesa, morado y pistacho. La forma de combinarlos lo dejaron de mi mano.

La cumpleañera se llamaba Carmen, como podéis observar. Y me decanté por decorar el papel de regalo con lunares.

La otra tarta fue un encargo de un amigo, para el cumpleaños de una buena amiga suya a la que le había encantado la tarta anterior.

Me pidió que tuviera un aire infantil y que llevara un lazo rojo. Como no quería que fuera igual a la anterior, coloqué la cinta del regalo en otra posición.

Para conseguir el toque infantil y dulzón decidí ponerle unas flores y unas mariposas en tonos pasteles, rosa y amarillo.

Esta tarta era de bizcocho de fresa con buttercream de fresa y trocitos de chocolate, y por lo que me han dicho, gustó mucho tanto por sabor como por estética.

¡Me encantan las flores! :D

¡Espero que os hayan gustado estas tartas! Pronto tendréis más, que ya he terminado los exámenes ;)

Como siempre, si queréis hacer un pedido podéis poneros en contacto conmigo a través de facebook, email o twitter: tenéis todos los puntos de contacto en la barra de la derecha. Y ya sabéis, pedid absolutamente cualquier cosa que se os ocurra, que…

…el límite lo pone la imaginación…

Tarta de rosas

En medio del trajín de los exámenes hoy he sacado un huequito para preparar esta entrada (Qué horror, todo el año con exámenes, si no son los de febrero, son los de junio o los de septiembre, y si no, los parciales,…)

Esta tarta la hice para el día de la madre. Y ¿qué mejor para una madre que las flores?

Pues con esa idea en mente diseñé esta tarta. La verdad que la chica que me la encargó me dio mucha libertad, y con las ganas que yo tenía de hacer una tarta decorada con rosas, pues le puse rosas.

Y como todo no podían ser rosas, ¡también mini margaritas!

Creo recordar que el relleno era crema de chocolate y curd de limón.

Además esta tarta ¡viajó hasta Badajoz! Espero que no sufriera ningún percance en el viaje, y que disfrutaran celebrando el día de la madre con esta tarta.

¡¡Me encantan las rosas!! :D

Ya sabéis que si queréis vuestra propia tarta personalizada, sólo tenéis que escribirme a Info@fantartilandia.es, mejor si es con al menos una semana de antelación, y si son 15 días… ¡Mejor que mejor! ^^

Un beso a todos y como siempre…

… el límite lo pone la imaginación…



Tarta bautizo

Hola a todos!

Finalmente ayer no pude subir estas fotos, pero os la enseño hoy, eso sí, seré breve.

Esta tarta era para el bautizo de un pequeño bebé muy especial: Daniel, el sobrino primogénito de mi chico.

tardani1

Hace meses que mi chico me dijo que quería que le hiciera la tarta del bautizo de su sobrino, lo que yo no me imaginaba es que iba querer que modelara un bebé lo mas realista posible para coronar la tarta.

Parecía imposible y cuando tuve frente a mí esa bola de fondant de color carne, casi me echo a temblar. Pero como decía mi abuela “valor ¡y al toro!” y me puse a ello. Tuve que repetir la carita porque la primera se estropeó, pero la segunda quedó muchísimo mejor, y es la que podéis ver en estas fotos.

Está toda decorada con fondant de nubes casero y las volutas de la parte de abajo son de glasa real.

La mantita también era de fondant.

Cuando ya estaba todo hecho, se me ocurrió ponerle el osito al lado, y quedó genial!

La postura del bebé y la expresión de la cara fueron elegidas por el tío del bebé, que estuvo presente en toda la realización de tarta, ayudando en todo lo que podía (que fue bastante!! ;) )

Espero que os haya gustado muchísimo esta tarta, he de reconocer que en el bautizo causó sensación y todos los invitados fueron acercándose para verla.

Y de sabor… estaba buenísima, apostamos por crema de vainilla y frambuesas naturales enteras. ¡Lo más rico que yo he probado en mi vida! Una buena elección, también hecha por el tito de Daniel.

Os invito a todos a que os animéis a probar este tipo de tartas, porque son como la cerveza “Donde van, triunfan” :P

Y además, ya sabéis que…

…el límite lo pone la imaginación…

Tarta “tripelicular”

Sí, “tripelicular” porque llevaba representadas tres películas.

Ismael quería una tarta para el cumple de su novia, y quería algo muy especial. Desde el principio supo que quería que fuera de sus tres películas favoritas: Toy Story, La Bella y la Bestia y Monstruos S.A.

A partir de esa idea se me ocurrió esto: una tarta de tres pisos, cada piso dedicado a una de las películas.

El piso superior era de Toy Story, el fondo imitando la pared de la habitación de Andy, el sombrero de Woody y las letras imitando las del título de la peli.

El piso intermedio era de la Bella y la Bestia, imitando el vestido del baile de Bella.

Con Chip…

… y la señora Potts.

El piso inferior era de Monstruos S.A. El fondo imitaba el pelaje de Sully y al lado tenemos a Mike “Ojito Saltón” posando al más puro estilo Club de la Comedia.

Esta es una visión general de la tarta sin ponerle los modelados.

Y aquí podéis ver los diferentes modelados antes de ser colocados en la tarta. Chip y la sra. Potts…

…el sombrero de vaquero de Woody y ….

…a Mike, junto con todos los demás.

Espero que os haya gustado esta tarta, porque la verdad es que yo disfruté muchísimo haciéndola y la cara que puso Ismael cuando vino a recogerla… No tuvo precio. Espero que la de su chica fuera aún mejor ;)

Un saludo a todos y no olvidéis que…

…el límite lo pone la imaginación…

Cupcakes de vainilla como dios manda

Después de este parón por culpa de los exámenes vuelvo a la carga con mi obsesión repostera (que no es la única, sólo una de tantas :D ) El siguiente paso en las cosas que os voy mostrando son los primeros cupcakes que hice en condiciones. Los hice al día siguiente de aquellos que hice para mi amiga Paula y que os mostraba aquí, es decir, al día siguiente de que Emily me iluminara con su profunda sabiduría acerca de las diferencias entre mantequilla y margarina (y de que su madre Rhonda (espero que se escriba así) me diera algunos consejillos, jijiji)

Quería que fuera algo sencillo para acertar seguro, asique me decidí a utilizar las recetas básicas e infalibles de Alma, de Objetivo: cupcake perfecto: cupcakes de vainilla con buttercream.

Cupcakes de Vainilla

  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 100 g de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 2 cucharadas de leche
  • 1 cucharadita y media de extracto de vainilla

Preparar la bandeja con las cápsulas (los papelitos), se supone que salen entre 8 y 12 pero a mi me salieron un trillón esa vez, creo que porque las cápsulas eran más pequeñas de lo habitual.

Se precalienta el horno a 180º. Se bate la mantequilla hasta que esté blanda, se añade el azúcar y se bate de nuevo. Añadimos los huevos batidos con el extracto de vainilla y lo batimos todo. a continuación añadimos la harina mezclada con la levadura y la incorporamos con una espátula.  Mientras removemos añadimos la leche y… ¡voilà! Ponemos la mezcla en los papelitos, y al horno. Para poner la masa en las cápsulas podéis hacerlo con un par de cucharas, pero yo prefiero hacerlo con un cacharrito de estos de hacer bolas de helado, es más cómodo.

Se hornean durante 18-20 minutos, para saber si están hechos se pincha un palillo en el centro, si sale limpio está hecho, si sale con restos de masa, esque está crudo. Cuando están hecho se sacan del horno y se dejan 5 minutitos en la bandeja para cupcakes si la has usado, y después se pasan a una rejilla.

Buttercream básico de vainilla

  • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 450 gr de azúcar glas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 6 cucharaditas de leche

Yo recomiendo batir primero la mantequilla para ablandarla un poco, pero no es necesario, se va añadiendo poco a poco el azúcar en lo que vamos batiendo, bien con batidora o a mano (recomiendo encarecidamente la batidora y si es de tipo americano con dos varillas… mejor!) Cuando ya hemos añadido la mitad del azúcar incorporamos la leche con el extracto de vainilla con cuidado (porque salpica) y añadimos el resto del azúcar.

Cuando esté terminada podemos añadirle color con colorante alimenticio, mejor si es en gel o pasta.

Yo utilicé colorante rosa…

…verde…

…y azul!

Y luego los decoré con fideos de colores. Estaban… riquísimos y es súper sencillo.

Espero que os hayan gustado, y espero poder actualizar más a menudo, ¡a ver si me pongo al día!

Si queréis poneros en contacto conmigo tenéis todas las vías en la barra de la derecha, facebook, twitter y correo electrónico. ¡Hasta pronto! :D

…el límite lo pone la imaginación…

Tras meses de abandono… (Tarta zen)

Vuelvo. Lo sé, tenía esto abandonado, pero os aseguro que no ha sido por gusto. En Mayo hay que empezar a estudiar para los exámenes de Junio (sobre todo cuando tienes 4 anuales por delante y 3 cuatrimestrales, vamos, casi un curso entero) y en Junio tienes los exámenes, en Agosto entre preparar campamentos e ir al campamento unas cosas y otras al final no tienes tiempo ni de respirar. ¡Y de repente llega Agosto! Un mes de tranquilidad en el que poder desarrollar toda tu creatividad tartera y actualizar el blog cada dos dias!!…. ¡Pues no! Infelices los que lo creímos, porque como en Junio era imposible aprobar esa  barbaridad de asignaturas… pues en Agosto estás como en Mayo, sólo que con más calor y menos gente en la biblioteca.

Y aquí estoy, en la biblioteca, en un pequeño descanso entre los diferentes fármacos anestésicos existentes. Y como los susodichos me reclaman, esta va a ser una entrada mas bien cortita, pero prometo volver a actualizar la semana que viene pronto ;)

Esta tarta la hice hace tiempo, y en poco tiempo. De esto que llegaba Febrero (con sus exámenes ¿cómo no?) y con él el cumpleaños de mi hermana, a la que le hacía especial ilusión que le hiciera una tarta para su cumpleaños. Y aunque la pobre me dijo 20 veces que no me preocupara y que estudiara, se nos juntaron el hambre y las ganas de comer y me dije que cómo no le iba yo a hacer una tarta a mi hermana pequeña.

Me dio por preguntarle que si quería la tarta de algo en concreto

¡Craso error!

Me respondió que “no tenía una idea clara pero que sabía la temática”

-”Quiero una tarta zen

Yo me quedé ojiplática y sin saber qué decir ni qué hacer con la tarta. Pero a la vez me parecía un reto muy interesante, asique a ello me puse. Busqué un poco en google internet y descubrí que los elementos principales del zen son:

  • el bambú
  • los jardincitos
  • las piedrecitas
  • y el Ying- yang, símbolo que además a mi hermana le atrae especialmente

Me puse a pensar y a diseñar y, llegado el día, a hacer. Y esto fue lo que salió.

No tengo más fotos porque me la arrancaron de las manos según terminé de hacer la foto y ya tuve que quitar alguna que otra mano de la tarta mientras terminaba de echar la “arenita” del jardín.

El bizcocho era un bizcocho cebra de chocolate y vainilla, hecho con natillas, que quedó estupendo, super jugoso. Aquí tenéis una foto del bizcocho recién salido del horno.

El bizcocho recién salido del horno

No estaba relleno porque no quería estropear el efecto cebra (no me dio tiempo a hacer ninguna foto del corte, para el próximo bizcocho cebra os prometo que haré la foto antes) Tampoco lo calé con almíbar porque era suficientemente jugoso de por sí.

La decoración…

  • Las piedras con bizcocho de cerveza negra y chocolate que había preparado unos días antes (delicioso) como quedaban unos trocitos, los torneé, cubrí con buttercream sencilla y los cubrí con fondant gris marmolado.
  • Los palitos de bambú son los típicos barquillos de helado cubiertos con fondant verde (pegado con el mismo buttercream)
  • La arena del jardín, como se aprecia en la imagen, es almendra picada. Para hacer el efecto de los surcos simplemente puse el buttercream con una manga pastelera en donde quería que sobresalieran las almendras. Alrededor de las piedras es circular porque se supone que hay que hacerlo así en los jardines Zen… (cosas suyas que yo no entiendo)
  • Los Ying-yang con pastillaje filipino recortado con un vaso de chupito en círculos y pintados a mano con colorante disuelto en alcohol transparente (creo que usé ginebra o algo así, pero no lo recuerdo, lo primero que pille transparente en el armarito de las bebidas)

He de confesar que los simbolitos al principio me dieron bastante guerra porque pretendia hacerlos con pastillaje blanco y pastillaje negro, y conseguir negro puro…. IMPOSIBLE. Asique después de un montón de intentos, decidí pintarlos, mucho más sencillo.

Creo que no me dejo nada en el tintero, si es así, siempre tenéis los comentarios y estaré encantada de contestar a todos ellos ;)

Como siempre, si queréis una tarta propia, a vuestro gusto, escribidme a:

Fantartilandia@gmail.com


Y a la hora de pedir… no os cortéis, que aquí…

…el límite lo pone la imaginación…


Un saludo, gracias por leer y espero volver a veros pronto por aquí :)

P.D.: El fondant de esta tarta era de cereza… ¡una delicia!